Bielsa

Montañas con cascadas

Los valles de Bielsa ofrecen rincones que no pueden dejar indiferente al viajero

Bielsa es un precioso pueblo de montaña completamente reconstruido manteniendo su espíritu original. Durante la Guerra Civil, se originó en él la denominada “Bolsa de Bielsa” y quedó completamente destruido.

Hoy, sus calles estrechas, sus casas de piedra y pizarra, acogen a los turistas ofreciendo unos paseos tranquilos. El municipio de Bielsa comprende cinco núcleos urbanos: Bielsa (“la Villa”), Javierre (Ixabierre), Espierba, Parzán y Chisagüés que se caracterizan por unos paisajes increíbles y un sinfín de historias y leyendas. Merece especialmente la pena la visita a las minas de Parzán.

El Valle de Pineta es uno de los valles más hermosos del Pirineo Sobrarbense. Desde él pueden hacerse excursiones y recorridos varios, de distinta dificultad y duración, pero a cada cual más bonito. Desde los llanos de La Larri hasta el lago helado de Marboré, o el Circo de Pineta no hay un paisaje que no resulte espectacular.
Pero si solo quiere dar un paseo corto y respirar el aire fresco de montaña, puede aprovechar el cauce del río o tomar un café en el Parador.

Embalse de la Pineta con una caseta al fondo